5 Maneras de conseguir que tu nevera dure más tiempo

,

Tu nevera es probablemente el aparato más importante de tu hogar: es el centro de tu cocina, la utilizas todos los días y realmente se trata de una gran inversión. Entonces, ¿no deberías estar haciendo todo lo posible para mantenerla en plena forma?

Si acabas de comprar una nueva nevera, hay algunas cosas que puedes hacer para prolongar vuestro tiempo juntos y conseguir que tu nevera sea más efectiva que nunca. Prueba estos cinco consejos para prolongar la vida útil de tu nevera y mantenerla funcionando de la mejor manera posible.

Limpia las bobinas

 

Las bobinas son el corazón que hace latir tu nevera. Por lo general, se pueden encontrar detrás o debajo de la unidad, dos lugares que acumulan mucho polvo y suciedad. Esas bobinas son lo que mantiene tu comida fría y tu nevera funcionando como se supone que debe hacerlo, pero cuando se entierran en capas de residuos, su eficiencia suele caer en picado.

Para evitarlo, aspira las bobinas y elimina la suciedad cada tres o seis meses como mucho. Si han pasado años desde que compraste tu nevera y aún no lo has hecho, ¿a qué estás esperando?

Mantén limpia la parte de arriba

 

Puede ser tentador usar la parte superior de tu nevera como un estante adicional para almacenar cajas de cereales y otros elementos, pero te garantizamos que no es buena idea. La mayoría de neveras liberan el exceso de calor a través de la parte superior de la unidad (por lo que siempre está un poco caliente al tacto).

Poner cosas encima atrapa el calor, forzando al motor a trabajar más para mantener la temperatura óptima dentro de la unidad. Durante un largo período de tiempo, esto puede dañar seriamente tu nevera y los alimentos que guarda, así que te recomendamos que mantengas la parte superior despejada.

Mantenla llena

 

¡El secreto mejor guardado es que los frigoríficos funcionan mucho mejor cuando están llenos! Puede sonar falso en un primer momento, pero es cierto: a medida que los alimentos de tu nevera se enfrían ayudan a mantener baja la temperatura de toda la unidad, lo que permite que la nevera se relaje un poco y delegue en ellos parte del trabajo. ¡Eso sí que es trabajo en equipo!

Así que no tengas miedo de hacer un poco más la próxima vez que prepares la cena. Cuanta más comida tengas en la nevera, menor será la presión sobre el motor, y mantendrás tu nevera en mejor forma durante más tiempo.

Mantén los sellos en buen estado

 

La forma más rápida de llegar a la causa de una nevera llena de alimentos en mal estado es que hay un problema con el sello de la nevera que no se ha resuelto por mucho tiempo.

El sello (o junta) a lo largo del borde interior de la puerta de la nevera es lo que mantiene todo el aire frío dentro y el aire caliente afuera. Las fugas o huecos en el sello no solo pueden hacer que la temperatura de tu nevera sea lo suficientemente baja como para permitir que las bacterias empiecen a crecer en tus alimentos, sino que también obliga a tu nevera a trabajar por doble para compensar la pérdida de aire frío.

Por suerte, es bastante fácil detectar si el sello está suelto; solo coloca un billete en la puerta y ciérrala. Si el dinero se desliza fácilmente, el sello necesita un poco de fijación. Por lo general, dar a las juntas un fregado minucioso con agua jabonosa y una esponja limpiará cualquier residuo que impida que se selle adecuadamente, pero si el problema persiste, puede ser necesario cambiar el sello de la nevera por completo.

Limpia y descongela regularmente

 

Lo mejor que puedes hacer para mantener tu nevera funcionando de la mejor manera es el mantenimiento regular. Limpiar los desechos sueltos, fregar bien el interior o descongelar tu congelador hará maravillas para mantener tu nevera en buena forma.

La mayoría de los frigoríficos modernos son bastante buenos para prevenir la acumulación de escarcha o la condensación, pero estos consejos no están de más para garantizar que podrás disfrutar de ella todo el tiempo posible.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *