Cómo limpiar el cristal de tu placa de cocina

,

Si hace tiempo que te decidiste por instalar una placa de cocina, probablemente ya sepas que su elegante apariencia es capaz de hacer que la cocina brille. No obstante, cuando está cubierta de comida pegada y sobras quemadas de alimentos que cocinaste la semana pasada, probablemente el efecto sea justo el contrario.

Una placa de cocina, no obstante, requiere de un procedimiento de limpieza bastante concreto. Por eso, hoy nuestros expertos explican cómo limpiar tu placa de cocina de cristal de forma rápida y sencilla para que puedas volver a maravillarte con su brillante reflejo.

Siempre ocurrirá algún derrame mientras cocinas, pero limpiarlos justo después de apagar los quemadores no es buena idea. Deja que la superficie de cocción se enfríe un par de minutos antes de limpiarla para que tu piel siga estando pegada a la punta de tus dedos.

Una forma de asegurarte de que la superficie de cocción está lista es echar en ella un par de gotas de agua y ver si chisporrotean. Si no, todo está listo para empezar.

Aprende a limpiar la superficie de tu placa de cocina, paso a paso

 

Con una servilleta de papel, recoge todos los restos de comida que puedas. Algunos se resistirán, pero no te preocupes, esta es solo la primera parte del proceso.

Vierte un poco de jabón lavavajillas en un recipiente con agua caliente y deja empapar en él algunos trapos. Mientras absorben, espolvorea el bicarbonato encima del cristal de la placa de cocina hasta que esté totalmente cubierta.

Cuando tu placa de cocina parezca un crepe de azúcar es hora de coger los trapos y colocarlos encima de la superficie en la que acabas de echar el bicarbonato, de forma que quede totalmente cubierta. Espera así durante 15 minutos.

Retira los trapos y verás que la suciedad incrustada se ha levantado y aflojado, lo que significa que con darle un par de pasadas con los paños que has usado sobra para eliminar la mayor parte de ella.

Es probable que queden algunos restos de agua o pequeñas partículas por limpiar, así que coge un paño limpio y deja la superficie de cocción limpia como una patena.

Como paso final, seca el cristal de la placa de cocina con un paño de microfibras para darle ese brillo que estabas deseando que recuperara.

Por supuesto, a nadie le gusta perder 20 minutos en una tarea como esta, así que te recomendamos que de cara al futuro te plantees limpiar la placa de cocina brevemente después de cocinar en ella para que la suciedad no vuelva a acumularse.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *